Cuida tu cubierta de granito

Antes de comprar tu cubierta de granito | Lee esta nota

Cuida tu cubierta de granito

Bien, ahora que hablemos del granito, vamos a hablar de su uso y cómo se debe cuidar.

Primero empecemos explicando “¿Qué es el granito y por qué me sirve en mi cocina?”

El granito es una roca natural de una muy alta resistencia, se podría decir también que es un material de una belleza extremadamente duradera y exrtemadamente higiénica. Esto lo hace perfecto para elegirla como cubierta para tu cocina y tu baño. Hoy en día, las cubiertas de granito en las cocinas y los baños son muy elegidas por la gente por su durabilidad, elegancia y estilo

Seguimos hablando de las ventajas del granito, este material es resistente al agua, a las manchas, a las rajaduras o rayones y al calor. Tenemos la experiencia de que siempre con un solo paño húmedo, bastará para limpiarlo.

En TamaStone, sellamos las cubiertas de granito antes de que salgan de fabricación, así que para ti, querido lector, no habrá ningún inconveniente con esto.
Hablemos ahora del cuidado del granito

Existen substancias que pueden penetrarse en el granito y pueden llegar a tomar tiempo y métodos para poder limpiarse, así que recomendamos que en caso que se nos derrame algún aceite o un químico peligroso, lo limpiemos de inmediato, así, de esta manera lograrás que tu cubierta de granito luzca como recién estrenada por años!

Enseguida, te daremos unos pasos y una pequeña guía para el cuidado de tu cubierta de granito
  • Debemos tener cuidado, ya que prácticamente está prohibido frotar la cubierta de granito con materiales abrasivos (tales como lanas de acero, lanas de acero, esponjas metálicas, lejía e inclusive limpiadores a base de cloro). Nosotros en TamaStone, recomendamos lavarlo con agua tibia, a la cual se le puede agregar un suave detergente no abrasivo (como el Ph7) y después enjuagar con agua tibia y secar con bayetas o algo similar.
  • Además, en caso se derramen líquidos, hay que secarlos de inmediato (como lo comentamos arriba). Los más perjudiciales son los químicos alcalinos o ácidos, como el vinagre o inclusive el zumo de limón; también hay que tener cuidado con las substancias oleosas, como la manteca y los aceites de la cocina (aceites calientes de cuando se cocina); así como el vino (sin importar lo rico que es) y por último, detergentes y alcohol.
  • Prohibido dejar algún montículo de sal o detergente sobre la cubierta de granito.
  • Debemos también tener cuidado con los golpes en la cubierta de granito con un instrumento contundente y pesado, ya que los bordes son los más sensibles de las cubiertas de granito y podrían rajarse, astillarse o, incluso, en casos extremos romperse.
  • TamaStone te recomiendo usar una tabla de cortar (de madera, o piedra) así evitamos dañar las cubiertas de granito.
  • Por último, te aconsejamos que no debes exponer la cubierta de granito a temperaturas excesivamente altas.

Agregar comentario

Tu correo no será publicado